Ya me encantaron los videos de sus monstruos corriendo por las playas, pero ver a esos bichos enormes tan cerca fue increíble.

Que grande Theo Jansen